Haz click aquí

Lo que sabemos de unos y ceros

 

Puede que creamos que las matemáticas no influyan tanto en nuestra vida como para darle tanta importancia.

Logaritmos, regla áurea, pi, logaritmo e, triángulos, cuadrados, círculos, radio, hipotenusa, cateto, tangente, seno, coseno, variable, varianza, porcentajes, potencias, interés simple, interés compuesto, progresión es, etc.

Pero lo que si es seguro, es que si no le damos la importancia necesaria como parte fundamental en nuestra vida, nuestra sabiduría nos puede jugar una mala pasada.

 

El metro

Por ejemplo, piense usted en el metro, (esa fina lámina de metal, plástico o tela, que suele tener unas marcas que lo dividen en centímetros y en milímetros) ¿es una unidad de medida o de tiempo?.

Una definición del metro

Si, es cierto, aún existe esa barra de platino e iridio (o platino iridiado) que durante mucho tiempo ha sido la base de medidas, el que esté compuesto de esa aleación, es debido a que con los cambios de temperatura, poco o nada se contrae o se dilata, aunque la base es que se mantenga a 0º grados centígrados

Por ello, esa barra tiene dos marcas cerca de sus extremos, y el metro es la distancia que hay entre esas dos marcas de esa regla.

"El metro es la distancia media a 0 grados centígrados, entre dos trazos paralelos de un prototipo internacional de platino e iridio".

Otra definición del metro

Hasta no hace mucho, la definición del metro era: "El metro es la diezmillonésima ava parte del cuadrante del meridiano terrestre".

Si la circunferencia de la Tierra mide alrededor de cuarenta mil kilómetros, un cuadrante de meridiano mide diez mil kilómetros, pues la diez millonésima ava parte de diez mil es: uno.

En realidad, el meridiano que pasa por el Ecuador, no mide exactamente cuarenta mil kilómetros de longitud, por tanto al ser el cuadrante del meridiano terrestre ligeramente superior, realmente tiene unos dos mil ochocientos metros más.

Eso significa que la medida del metro, es hasta cierto grado subjetiva, ya que sería en ese caso ligeramente inferior a esa diezmillonésima ava parte de ese cuadrante.

Sencillamente, había que tomar una base para que hubiese un sistema de medida general basándose en el sistema decimal.

Y otra definición del metro

Sin embargo, en 1960, el metro fue redefinido como:"1.650.763,73 veces la longitud de onda de la radiación correspondiente a los niveles 2p10 y 5 ds, (luz roja anaranjada) del átomo de kryptón 86".

Vaya sorpresa, resulta que desde 1960, el metro ya no es una medida de longitud sino que es una medida de tiempo, es como multiplicar por 1.650.763,73 el largo que tiene dicha onda de radiación.

Mi definición del metro

Resumiendo: Usted elija el que desee, o el que mas le convenga ya que para mi, el metro es dos veces y media el recorrido que hace mi mano con la cuchara desde el plato de sopa hasta mi boca.

Definiciones de unidades

Las uniddes de longitud aumentan y disminuyen de diez en diez

Un Kilómetro es igual a 1.000 metros

Un Hectómetro es igual a 100 metros

Un Decámetro es igual a 10 metros

Un Metro es igual a 1 metro

Un Decímetro es igual a 0.1 metro

Un Centímetro es igual a 0.01 metro

Un Milímetro es igual a 0.001 metro

La unidad fundamental de superficie es el metro cuadrado, que es una superficie de un cuadrado cuyo lado mide un metro

Por tanto las unidades de superficie aumentan o disminuyen de cien en cien

Un Kilómetro cuadrado son 1.000.000 de metros cuadrados

Un Hectómetro cuadrado son 10.000 metros cuadrados

Un Decámetro cuadrado son 100 metros cuadrados

Un metro cuadrado es un metro cuadrado

Un Decímetro cuadrado son 0.01 metro, (una parte de diez mil)

Un Centímetro cuadrado son 0.0001 metro, (una parte de cien mil)

Un Milímetro cuadrado son 0.000001 metro, (una parte de un millón)

 

M1.01

Avaricia

El puente

Erase un hombre pobre, que por la necesidad de alimentar a su familia, se vió en la obligación de ir a probar fortuna a otro país del que le habían hablado, país en que la gente era amable y cariñosa, hospitalaria, respetuosa, ya que mucha de esa misma gente en tiempos anteriores no muy lejanos, también habían tenido que marchar a otros países cuando las puertas de sus casas se les habían cerrado.

Gente que conocía la angustia del corazón encarcelado, gente que había escuchado el llanto de un niño, el inequívoco llanto del hambre, gente que sabía del dolor del alma.

Como decía, erase un hombre pobre, que por la necesidad de alimentar a su familia, angustia en su corazón había, pero ilusionado llegó a la frontera de aquel país de esa buena gente, ni ropa ni comida llevaba, solo una alforja con unas pocas monedas. ¿...?.

Solo tenía que cruzar el puente.

Con brillantes luces de neón, iluminando la noche, leyó en un cartel las mágicas palabras: "La oportunidad de su vida, cada vez que cruze el puente en cualquier sentido, el dinero que trae se le doblará, solo que cada vez que lo haga, deberá dejar ocho unidades de ese dinero".

El hombre cogió su alforja, al abrirla, comprobó que aún tenía sus monedas, ¿...?, la cerró, y cruzó el puente por primera vez entrando en ese bello país de oportunidades.

Al terminar de cruzar en el sentido que indicaba la flecha y abrir su alforja, vió con sorpresa que su dinero se había duplicado, cogió ocho monedas de ella y las depositó en una caja especial que estaba a la orilla del puente.

En vez de seguir su rumbo, y adentrarse en ese bello país, el hombre pensó. "¿Y si vuelvo a cruzar el puente?. Entonces se volverían a duplicar mis monedas, y así cuantas veces lo haga ya no tendré que trabajar en este país".

Así que, sin terminar de pensar, volvió a cruzar el puente por segunda vez, cuando lo hace, examina nuevamente su alforja y ve que otra vez su dinero se había duplicado, contento deposita las ocho monedas en otra caja, (ya que había una caja al principio y otra al final del puente) y nuevamente se devuelve para cruzar por tercera vez el puente.

Al hacerlo, ya sin mirar su alforja, introduce su mano en ella, coge ocho monedas, las deposita en la caja, y vuelve otra vez sobre sus pasos para cruzar por cuarta vez el puente.

Al terminar de cruzar por cuarta vez, introduce la mano en su alforja para coger las ocho monedas del dinero que se le había duplicado... El grito de angustia encerrado en su corazón, que solo escuchó la noche, y de rodillas cayó, y en su gemir entrecortado, arrepentido de su avaricia, mientras lloraba su pena... carcajadas a lo lejos... escuchó.

Más, la pregunta es: ¿Cuántas monedas, el hombre llevaba la primera vez, que el puente cruzó?.

 

M1.02

Punto de vista

Los panes

Un hombre que caminaba por un campo, había perdido su comida, y al ver a dos pastores que se preparaban para almorzar, humildemente se dirigió a ellos y les dijo si podían darle algo de comer.

Un pastor, el que se llamaba Pedro, puso los tres panes que tenía, el otro pastor llamado Manuel, puso los dos panes que llevaba.

Después de terminar de comer, el hombre agadecido les dió las treinta monedas que llevaba para que se las repartieran equitativamente.

Cuando el hombre se fue, uno de los pastores, (Pedro) dijo: "El hombre nos dió treinta monedas a repartir, y como cada uno comió a partes iguales, entonces tenemos que dividir los panes en tercios, o sea tres partes por cada pan".

Tu al tener, dijo Pedro, dos panes, eso equivale a seis tercios (partes) yo al tener tres panes, eso equivale a nueve tercios, la suma de todas las partes son quince, y como el hombre se comió cinco partes, las treinta monedas debemos repartirlas en esas cinco partes, y como tu tenías seis partes y le diste una, y como yo tenía nueve partes y le di cuatro, así que si dividimos esas cinco partes entre treinta, a ti, dice Pedro, te corresponden seis monedas y a mi veinticuatro monedas.

En realidad, dice Manuel, has sacado muy bien las cuentas, pero creo que debiera de ser así,

Si los cinco panes los dividimos cada uno en tres partes, tendríamos entonces quince partes, y si las treinta monedas los dividimos en esas quince partes, significa que a cada parte le corresponden dos monedas.

Tu, al tener tres panes tenías nueve partes, yo al tener dos panes, tenía seis partes, tu le diste de tus nueve partes, cuatro partes, y yo le di de mis seis partes, una parte.

Por tanto, si a cada parte le corresponden dos monedas , tu al dar cuatro partes, entonces te corresponden ocho monedas, y yo como de las seis le di una parte, me corresponden entonces dos monedas.

Por tanto, tus ocho monedas mas mis dos monedas suman, diez monedas, y como sobran veinte monedas esas las repartimos a partes iguales.

Tus ocho monedas, mas las diez monedas, suman dieciocho monedas para ti.

Mis dos monedas, mas las diez monedas, suman doce monedas para mi.

Así que dieciocho mas doce dan un total de treinta monedas que es lo que nos dió el hombre para que nos lo repartiéramos equitativamente.

Según usted, ¿Cuántas monedas le corresponde a cada pastor?. O mejor, ¿Cuál es su propio punto de vista acerca de esto?.

 

M1.03

Bit o Byte

Rápido

Este mundo pasa tan rápido, que cuando alguien está dando una información actualizada acerca de alguna situación en particular, esta es muy posible que ya esté caduca.

En muy gran medida sucede con las informaciones de Internet, que al final se termina en una maraña de información que uno no sabe a que atenerse.

Como resultado de todo eso uno termina por volver al principio, a cuando lo único que quería era dar a conocer sus productos de manera sencilla y eficáz.

De tanta información de que a uno le proveen, es que uno termina hasta por olvidar lo que había preguntado en principio.

Por ejemplo veremos el volumen de información en la red (Internet) para corroborar lo que digo.

Un Byte es como un golpe de teclado en una máquina de escribir.

Seis Bytes es como una palabra

Un Kilobyte (Kb), (1.024). La mitad de una página impresa.

Cien Kb (100.000). Una imágen de baja resolución.

Un Megabyte (Mb), (1.000.000). Una novela de Edgar Allan Poe o de Aghata Christie.

Un millón cuatrocientos mil Kb, (1.4Mb). Un disquette de 3.5 pulgadas.

Cinco Mb (5.000.000 Kb). La Biblia.

Diez Mb (10.000.000 Kb). Una sinfonía de Mozart o Litz comprimida.

Un Gb (1.000.000.000 Kb), (mil millones). Un minuto de imágenes de video de alta resolución sin comprimir.

Cien Gb (100.000.000.000 Kb), (cien mil millones). La planta correspondiente a una librería grande.

Un Terabyte (1.000.000.000.000). Lo que hay en la mayor biblioteca del mundo.

Veinte Tb (20.000.000.000.000 Kb). Estimación del número de páginas que recopilan los buscadores de Internet.

Cuarenta Tb (40.000.000.000.000 Kb). Previsión de la catalogación y digitalización de millones de estrellas y galaxias del proyecto (Sloan Digital Sky Survey).

Petabyte Pb (1.000.000.000.000.000). Producción de información anual del acelerador de partículas CERN en Suiza.

Nueve Pb (9.000.000.000.000.000). Estimación de la cantidad real de información accesible de Internet.

Cien Pb (100.000.000.000.000.000). Previsión de información anual del acelerador de partículas Large Hadron Collider, (LHC).

Un Exabyte (Eb) (1.000.000.000.000.000.000 (un trillón). Producción total de la información generada en siete meses en todo el mundo.

Un Zettabyte (Zb) (1.000.000.000.000.000.000.000) (mil trillones). Algo que no se.

Un Yottabyte (Yb) (1.000.000.000.000.000.000.000.000). Previsión de IBM para el 2.009 del volumen de datos en línea (Internet-Intranet).

Vemos que con tanta magnitud de información, y tomando en cuenta que estas cifras son solo estimadas a la baja, es lógico que en algún momento nuestro cerebro se bloquee y terminemos repitiendo como loritos datos y datos y mas datos, sin detenernos a pensar realmente que lo que está sucediendo son pequeños "bombardeos" a nuestro infantil cerebro que no es capaz de asimilar tantos y tantos datos.

 

M1.04

Yo se mucho

La Memoria

Cualquiera diría que estamos capacitados para ello y mucho mas, y no lo niego, pero, ¿De qué vale tener esa capacidad si jamás la hemos entrenado?. Si hasta para sumar ocho mas cinco tenemos que ocupar la calculadora, y sin embargo cualquiera sabe que ocho mas cinco son....

Un momento, en cinco minutos vuelvo.

¿

¿

Bueno, ahora si, es que esta memoria mía a veces me juega malas pasadas y no me acordaba donde había dejado la calculadora. Como les decía, cualquiera sabe que ocho mas cinco son... ¡Vaya!. A ver, si pulso en la tecla ocho y después en el signo mas y a continuación pulso la tecla cinco, y después el signo igual, ¡Sí! ¡Ya sabía yo!. Resultado: 12 + 1 = doce mas uno.

No es que sea superticioso, pero es que no me gusta que se cruze un gato negro, o romper un espejo, o que se me caiga la sal, ni cruzo por debajo de una escalera, por eso en mi empresa, en la cual soy el gerente de recursos humanos, (para que nos entendamos, el que dice tu si, tu no), les dejo unas normativas explícitas acerca de esto en las entrevistas.

Ya que yo en casa, no tengo gatos, no utilizo espejos, hago una dieta para la tensión y solo utilizo ascensor.¡Ah!. Y cuando me levanto de la cama por la mañana, reviso muy bien cual es mi pie derecho, no vaya a ser que me equivoque y ponga primero el izquierdo.

Incluso la herradura que tengo clavada detrás de la puerta de entrada a mi casa, la tengo allí solo como adorno, junto con la ristra de ajos que la rodea, está muy bien lo de los ajos para que no hayan moscas.

Incluso cuando voy al campo deportivo para ver jugar a mi equipo favorito, antes de comenzar el encuentro, hago lo mismo que muchos jugadores, me persigno. Solo que lo que mas me molesta es que los del equipo contrario también lo hacen, y a veces me pregunto. ¿De parte de qué equipo está a favor Dios?. Pero solo es un pequeño ramalazo que pasa por mi mente, pero como en esos momentos comienza el encuentro, ya me olvido, porque mas importante es que gane mi equipo que el saber de que lado está Dios. ¿No lo creéis así vosotros?.

Esto me trae a la memoria un documental que no hace mucho tiempo vi por televisión, (Ya os habréis dado cuenta de que soy una persona muy culta). Como decía, en ese documental que era acerca de la Segunda Guerra Mundial, se visionaba como un sacerdote, (no se de que religión era) bendecía a los soldados de una de las partes que estaba en contienda diciendo: "Id con fe, que Dios está con nosotros". A los pocos segundos el documental mostraba a los soldados de la parte contraria, y ¡Qué curioso!, otro sacerdote frente a los soldados, (yo pensaba que era el mismo) y les decía: "Id con fe, que Dios está con nosotros".

En realidad lo que me intriga verdaderamente es, ¿De qué parte está Dios?. ¡No! No me refiero a de que parte está en una contienda entre naciones, me refiero a cuando juega mi equipo favorito.

Pero a lo que íbamos, si yo en una mano tengo ocho naranjas, y en la otra mano tengo cinco manzanas, ¿Cuántas frutas tengo?. ¡No me lo digáis!...¡Recórcholis!. Si por lo menos me hubiesen puesto que todas fuesen naranjas, me habría sido mas fácil, así se me complica mucho mas la cosa.

J.J.

 

M1.05

Leyenda urbana

La circunferencia

Un grupo de labriegos quisieron delimitar una circunferencia, y valiéndose de una cuerda, la hicieron girar en torno a un punto fijo. Se dieron cuenta de que cuando mayor era la cuerda, mayor era la circunferencia que se obtenía. Y también mayor era el área que el círculo delimitaba.

Un día, se les ocurrió soltar la cuerda y desde un punto fijo de la circunferencia la pusieron sobre ella para saber cuantas veces cabía. Pudieron ver que cabía un poco más de seis veces y un cuarto.

Fuera cual fuera la longitud de la cuerda, el resultado era el mismo. Así que sacaron dos conclusiones.

(1)-La longitud de una circunferencia es siempre 6,28 mayor que la de su radio.

(2)- Para conocer la longitud de una circunferencia, basta conocer la de su radio y multiplicarla por 6,28.

Uno de estos labriegos vió que era un descubrimiento importante, pero cavilaba en su interior:: "Todo esto está muy bien, pero ¿Cómo saber la cantidad de lo que hay dentro de esa circunferencia?".

Como en esos tiempos se estaba acostumbrado a medir el área de los terrenos mediantes cuadrados, este labriego no le quedó más remedi que utilizar esos conocimientos que el tenía para sacar las conclusiones acerca de como lograr saber el área de esa cirunferencia.

Así que se dijo::- "Si desde el centro de la circunferencia, hasta el límite exterior del círculo, utilizo esta cuerda, pues haré cuenta de que esta cuerda es uno de los cuatro lados de un cuadrado".

Y cogiéndo otros trozos de cuerda de la misma medida se puso a construír varios cuadrados, y poniéndolos dentro de la circunferencia, vió que de los cuadrados que habí fabricado, cabían un poco más de tres, pero mucho menos de cuatro.

Así que tomó el cuarto cuadrado, y lo dividió en cien cuadraditos pequeños y los empezó a encajar dentro de lo que sobraba de la circunferencia.

Al ir poniéndolos dentro de la circunferencia, notó que cabían catorce de esos cuadraditos. Por tanto como resultado obtuvo que dentro de la circunferencia cabían tres cuadrados y un séptimo, o sea 3,14

Concusión final:-Para calcular el área de un círculo, basta con calcular el área de un cuadrado que mida lo que mide el radio de la circunferencia, y multiplicarlo por 3,14.

J.J.

 

De las mejores cosas que hay en el mundo
Demasiado peso el de la razón, para demasiada razón de peso