Pulsar acá, es volver al principio

Mis paradojas las tuyas y las de la vida

 

A veces pasan cosas tan raras en el transcurso de la vida de una persona, que si se detiene un momento a pensar, se daría cuenta de la tremenda paradoja que ha sido su caminar por este mundo

Algunos clasifican las paradojas en cómicas, otros en modélicas, y aún otros en tremendamente tristes, sin olvidar por cierto las sarcásticas, esas que uno no quisiera jamás. ¿Cómo clasificaría usted la que corresponde a su vida?.

¿Recuerda usted el día que no tenía trabajo?. ¿Recuerda que buscaba y buscaba, y nada de nada?.

Seguro que también recuerda cuando encontró trabajo, al día siguiente de encontrarlo, le llamaron de dos empresas en las que le decían que requerían sus servicios.

¿Paradoja o sarcásmo?. No importa ya, lo que si importa es que fue una p......

Es como si la vida estuviese aburrida y necesitara entretenerse con algo, y no encuentra mejor diversión que reírse un poco de usted.

Incluso cuando eso pasa, la gente se acuerda de una tal ley de Morphy o Murphy, (vaya a saber como se llamaba), ese que hablaba de que la tostada caía siempre del lado de donde tenía la mantequilla, sin embargo yo encontré la manera de burlar esa ley. ¡Si!. como lo que lee.

La solución fue como la del huevo de Colón.

Sencillamente a la tostada no le pongo mantequilla.

J.J.

 

¿Con traje y corbata?

 

Restringir

 

Hace unos días, una chica que trabaja en el laboratorio de una empresa. Ahora que lo pienso, a veces me da pena tener que irme tan pronto de las empresas a las que voy a entretener un poco mi vida, porque suelo a veces conocer personas a las que le tomo aprecio, y no puedo negar que me da un poco de tristeza, pero bueno, así decidí un día vivir, un tiempo aquí, un tiempo allá, a veces, un tiempo en ningún lugar.

Como decía, ella me pidió que le dijera como restringir algunas páginas web. Realmente antes de que me lo pidiera, jamás me había interesado ese tema, por tanto, ya que en mis ratos "libres", aprovecho de compartir con algunas personas el como hacer sus propias páginas, me vi sin darme cuenta, buscándo en internet, ¿dónde si no?, el como restringir algunas páginas o sitios web.

Vaya en tamaño berenjenal que me metí, cientos de respuestas a preguntas de ¿Cómo restringir una página que no quiero que vea mi hijo?. De hecho estoy en total desacuerdo con lo de restringir. ¿No es mejor educar?. ¿O no tenéis confianza en vuestros hijos?. Claro, si no confiáis ni en vosotros mismos, ¡Cómo váis a confiar en vuestros hijos!.

¿Cuántos de vuestros hijos no os dicen lo que hacen, solo por temor a que os sintáis defraudados?. ¿Cuántos de ellos no os cuentan sus penas, o sus dudas, solo para que vosotros no discutáis?. ¿Cuántas veces os han visto hacer lo mismo que vosotros a ellos les decís que no hagan?.¡Pobre generación!. Pero seguro diréis que vosotros no tenéis la culpa. ¿No es cierto?.

Bueno, creo que me estoy cambiando de camino con esto, pero insisto, ya bastantes dictadores hemos tenido y seguimos teniendo en este mundo, que primero nos quitaban, para luego de lo que nos quitaban, darnos unas migajas, y nosotros tan contentos y agradecidos. Si, bastantes hemos tenido para que ahora tengamos que teneros a vosotros como nuestros dictadores,-- perdón, quise decir padres.

Como decía, me vi de repente buceándo, mas que buceándo, ahogándome en un oceáno de preguntas y respuestas, de las cuales no conducían a nada, respuestas que decían donde ir, pero no que hacer cuando se llegase, todos nos acordamos de Colón cuando llegó a América, pero nada, o casi nada se dice de las peripecias que tuvieron que pasar (sufrir) para llegar.

Respuestas:

Vaya a Mi PC, Disco local, (suele ser el C:), carpeta Windows, carpeta Sistem32, carpeta driver, carpeta etc, archivo Host, y ponga allí los sitios que desea restringir. ¡Que fácil!, dije yo.

Vaya a Inicio, Panel de Control, Opciones de Internet, Seguridad, Sitios restringidos etc. etc. etc. ¡Que fácil! dije yo.

Vaya a su navegador, Herramientas, Opciones de Internet, Privacidad, etc. etc. etc.. ¡Que fácil! dije yo.

Vaya a ...... ¡Que fácil! dije yo.

Vaya a ...... ¡Que fácil! dije yo.

Vaya a ...... ¡Que fácil! dije yo.

Vaya M.... ¡Dije yo!.

Así que de tanto ir y venir, opté por quedarme en el mismo sitio, solo que mas despeinado, hasta que decidí hacer lo que en contadas ocasiones hago, ¡Si! Pensar.

Ya me imagino la envidia que habría tenido Einstein si yo me dedicara a pensar todos los días. Así que llamé al campo de batalla a la única neurona que me quedaba disponible, (esto de pensar cansa ¿O no lo sabíais?).

Opciones de Internet---Así que puse manos a la obra, (mas al teclado que a otra cosa), y me dije:.

Lo que debo de hacer es lisa y llanamente habilitar primero el Asesor de Contenido, y para eso tengo que abrir el (doble click) navegador, (diré que dependiendo de como tengamos configurado el teclado se puede hacer un click o doble click, yo usaré lo del doble click, indicando con un "hacer click" cuando tengamos que hacer un click), por ejemplo ahora, hacer click en Herramientas, hacer click en Opciones de Internet, hacer click en Contenido, hacer click en Habilitar.

Así tal como sale en esta imagen que he puesto del cuadro que se llama "Opciones de Internet". En todo caso tengo que decir que estos chicos que programan las cosas de Internet, cuando aún no terminan de sacar completamente un navegador a la luz, pues ya están empujando con el siguiente, yo creo que lo hacen para ir probándo si servirá o no, y ¿A quienes utilizan para probarlos?. Cierto, a nosotros, los cobayas de turno. Es que ya no se atreven con los Hamster, ya que la última vez los dejaron en ridículo.

Pero si todavía no termina de salir la versión del Internet Explorer siete y ya están sacando la versión del ocho, y lo mas divertido y desesperante es que yo, todavía estoy aprendiendo lo básico de la versión seis.

"Que esto funciona con el siete, pero no con el seis, pero si tienes Windows Vista, entonces puede funcionar con la versión seis. Que el Control Parental solo funciona con Windows Vista y teniendo la versión siete del Internet Explorer, que si tengo Windows XP entonces no funciona, aunque tenga la versión siete del Internet Explorer". ¡Vaya lío!. Si yo tenía que haber previsto esto y haberme dedicado a estudiar psiquiatría. ¡Me estaría f..... !.

Pero. ¡Que ganas tienen estos chicos de complicarnos la vida!. Parece que les molesta y se sienten incómodos si todo funciona bien. Yo creo que ni ellos entienden lo que están haciendo, porque yo digo: Si utilizo una neurona, (la única que utilizo, je je je) que puede estar funcionándo o no, (metodo binario). ¿Para qué me complican la existencia diciéndome que ahora tengo que utilizar dos?.

 

Asesor de Contenido---En el cuadro Asesor de Contenido, hacer click en General, hacer click en Crear Contraseña.

En el cuadro Crear Contraseña de supervisor, escribir una contraseña, (una que recuerde).

En el cuadro Confirmar Contraseña, volver a escribir la contraseña.

En el cuadro Sugerencia, escribir una palabra o frase corta que le haga recordar el porqué puso esa contraseña, hacer click en Aceptar. Haga click en Aceptar como respuesta al mensaje del asesor de Contenido, y a continuación hacer click en Aceptar otra vez.

Hasta acá la primera parte, ¿fácil, no?.

Dependiendo del navegador que utilice como predeterminado, cuando haga click, o doble click, en ese icono que tiene usted en su escritorio, ese que es una letra e muy grande de color azul que dice abajo Internet Explorer, seguramente su navegador predeterminado se abrirá.

Suponiendo que ya tiene abierto su navegador, ahora imaginemos que desea buscar una página. Pues va a ser que no, que no se le abrirá ninguna página, lo que le aparecerá será un cuadro pidiéndole la contraseña.

Por tanto, si no la pone, no podrá acceder a ninguna página, o sea, no podrá pasar mas allá de su navegador abierto. Pero ¡yo no quiero abrir el navegador y que no pueda abrir ninguna página! dirá usted.

Y añadirá: "Yo lo que quiero es que al abrir el navegador, pueda entrar a las páginas, solo que a algunas no lo permita". Pues bien , lamento informarle que la única manera de hacerlo que yo encontré es, utilizándo el engaño hacia nuestros peques, hay que recordar que dije anteriormente que me había puesto a pensar, y que mejor manera que engañar a quién confía en nosotros, o sea, nuestros hijos.

Resumamos todo lo hecho en un par de frases, o tres. El Asesor de Contenido, está Activo.

Pero claro, no tiene ninguna gracia que cada vez que quiera ir a un sitio web, tenga que poner la contraseña cuando abre el navegador, a menos claro que Deshabilite el Asesor de Contenido. Entonces ¿De qué manera podemos hacerlo para que la persona a la que queremos restringirle ciertos sitios pueda navegar por otros, pero no por los restringidos?, ya que con lo que hemos hecho anteriormente, hemos restringido todos los sitios web.

El "truco" está en que, teniendo el Asesor de Contenido Activo o Activado, usted abre el navegador, (recuerde que es lo único que se puede abrir). Va a la pestaña Herramientas (hacer click), y también hacer click en Opciones de Internet, hacer click en Contenido, y justo al lado derecho de donde dice Deshabilitar, hacer click en Configuración. Se le abrirá un cuadro donde tiene que poner su contraseña, (la pone).

Entonces le aparece el cuadro que se llama Asesor de Contenido, hace click en la pestaña que dice Sitios aprobados, y se le abre el cuadro donde seguramente el único sitio aprobado es el de su navegador.

Como le digo, hasta el momento el único sitio aprobado es el de su navegador. Por eso allí, podemos poner unos cuantos sitios aprobados y otros desaprobados o restringidos, (vil y miserable engaño a nuestros peques), ¿que pesa´o, no?.

Ahora me doy cuenta de como lo deben haber pasado Colón y compañía, porque vaya lío que tengo, esto de ir de "buenos por la vida", mientras engañamos a nuestros confiados peques, no va conmigo.

Bueno, seguimos, podemos escribir en esa casilla que dice Permitir este sitio web un sitio que puedan ver nuestros peques y hacer click en Siempre, luego seguramente habrá que hacer click en Aplicar y luego en Aceptar, lo mas probable es que ese cuadro se nos cierre y en el que está debajo, tengamos que hacer click otra vez en Configurar y volver a poner la contraseña para que nuevamente se abra el cuadro donde podamos escribir otro sitio.

Así podemos poner unos cuantos sitios aprobados (pulsando en Siempre) y unos cuantos desaprobados, (pulsando en Nunca). Yo pondría unos diez aprobados y otro tanto desaprobados.

¿What is the question?. Cuando vosotros o vuestros hijos abran el navegador para buscar una página o un sitio web, no se abrirá ninguna, excepto las aprobadas que están en el Asesor de Contenido como páginas o sitios aprobados

Así que cuando uno de vuestros hijos os digan que no pueden entrar a determinada página, vosotros, como buenos padres les diréis, ¿Cómo que no?. Mira (y convirtiéndoos en amorosos padres les abriréis una de las páginas aprobadas que vosotros habéis puesto en el Asesor de Contenido.

Página que por cierto, vosotros recordaréis, luego tratáis de abrir otra al "azar", (de las desaprobadas), y al ver que no abre, con cara de inocencia diréis. ¡Vaya!. ¿Porqué esta no abre?. ¿Porqué me pide una contraseña?. ¡No lo entiendo!.

Así vuestro inocente hijo verá que sí se puede navegar por Internet, pero parece que algo le pasa.

Ahora, cuando vosotros queráis navegar libremente, (Cuidando que ellos no estén) solo tenéis que deshabilitar el Asesor de Contenido.

Para que podáis llegar a tierra sanos y salvos, y no paséis las peripecias que tuvo que vivir Colón, os diré, (y solo para que no las paséis .....), la forma de Deshabilitar el Asesor de Contenido.

Solo tenéis que abrir vuestro navegador, pulsar en Herramientas, pulsar en Opciones de Internet, pulsar en Contenido, pulsar en Deshabilitar, poner la contraseña y Aceptar, y en el cuadro que os informa que el Asesor de Contenido ha sido desactivado, volver a Aceptar, y como queda aún el cuadro de Opciones de Internet, ir abajo y volver a Aceptar, y Ya´tá.

Esto seguramente os durará el tiempo que tarden en descubrir ellos (vuestros hijos) todo el engaño, tiempo que por experiencia no suele ser mucho, y fuera de quedar en ridículo frente a ellos como padres, perderéis la poca confianza que aún tenían ellos hacia vosotros, y será por Sécula Seculárum.

Imagino que la primera página que váis a restringir con lo que os estoy enseñando, será esta. En realidad ya me lo temía, je je je.

J.J.

 

Hosts ¿Mejor?

 

Hosts

 

Bueno, también he logrado de alguna manera restringir una página sin toda esa parafernalia que he montado con lo de Colón y compañía. He probado lo del hosts y me ha dado resultado, se restringe solo la página que he puesto, lo que no se, es si hace el mismo "efecto" si uno es Administrador o invitado, porque como Administrador si da resultado, así que lo mas probable es que haya que eliminar el entrar como invitado y crear diferentes cuentas, la cuestión es que hice lo siguiente.

Hago doble click en Mi PC, hago doble click en mi Disco local C:, hago doble click en la capeta Windows, hago doble click en la carpeta System 32, hago doble click en la carpeta drivers, hago doble click en la carpeta etc, cuando se abre por fin esa carpeta etc, aparecen varios archivos, por lo menos en mi ordenador Windows XP, ese archivo aparece el primero.

Puedo abrirlo de dos maneras, una de ellas es haciéndo doble click sobre el archivo host para que aparezca una ventana que se llama abrir con en la que tengo que elegir bloc de notas, la otra manera es hacer click derecho sobre dicho archivo para que se abra el desplegable en que tengo que elegir abrir con.

Yo elegí la manera fácil, (tan tontito no soy), el doble click sobre ese archivo.

Bueno, después que tengo abierto ese archivo, hosts, hay una información de como se puede explicar algo sin aclarar nada, la cuestión es que probando y probando, logré dar con una solución, sencillamente escribir debajo mismo de donde pone 127.0.0.1 localhost lo siguiente:

127.0.0.1    www.nombredelaweb.com

Si os dáis cuenta, he puesto esa cifra 127.0.0.1 justo debajo de la otra, luego he pulsado la tecla de tabulación, (Vaya palabrita), para que quede separada esa cifra del nombre de la página que pondré a continuación, o sea de www.nombredelaweb.com luego voy a la parte de arriba de esa ventana y pulso en Archivo, Guardar, y luego Cierro.

La tecla esa, que no sé quien fue el inteligente que le puso tan ridículo nombre , es esa tecla que suele estar a la izquierda de nuetro teclado, (por lo menos del mío), que tiene dos flechas, una con la punta mirándo hacia la izquierda y otra con la punta mirándo hacia la derecha. Tabulación creo que se llama.

Después de cerrar todo, he abierto el navegador y he escrito la dirección (en la barra de direcciones) de esa página, y adivinen que pasó. Me pidió nombre de usuario y contraseña, como yo no uso esas cosas, no pude poner el nombre de usuario ni la contraseña, por lo tanto no pude visualizar esa página, pero si pude ver todas las otras que busqué.

Debo aclarar que ahora ya no me pide el nombre de usuario y la contraseña, sencillamente me dice "página no encontrada". ¡Que bien!. ¡Por fin una página que no quiero ver!

Seguramente vosotros alguna vez habéis pulsado carpetas, una tras otra para buscar no se qué carpeta que os dijeron que teníais que abrir, con la consiguiente decepción de que, sencillamente no estaba. ¿Porqué? os preguntaréis vosotros.

La respuesta, no por dejar de ser cierta, es menos argumentativa. Porque Windows dice: "Las carpetas que tienen que ver con la configuración del sistema, las dejaremos ocultas para que estos ignorantes de usuarios no cometan el error de abrir alguna de ellas y causar un grave problema en la configuración del sistema"

Claro que lo hicieron a sabiendas de como somos los seres humanos. Basta con que nos prohíban algo, para que le metamos mano, (en este caso teclas).

Por ello, si os véis en la disyuntiva de no encontrar esas carpetas, podemos utilizar nuestra sabiduría, y esas carpetas ocultas, pues hacer que se vean.

Para eso tenemos que abrir cualquier carpeta de nuestro escritorio (para mas seguridad), y dirigirnos a la ficha Herramientas, y hacer click en Herramientas, hacer click en Opciones de Carpeta,hacer click en la ficha Ver, y en la listra que se abre buscar, y donde dice mostrar todos los archivos y carpetas ocultos, marcar la casilla que está a la izquierda.

Bueno, es mas un círculo que una casilla cuadrada, después nos dirigimos a la parte inferior de esa ventana, y hacemos click en aceptar, de esa manera, la mayoría de las carpetas ocultas de Windows, se mostrarán, y así podremos llegar a ese archivo en el que podamos poner las páginas que no queremos que los demás vean. ¿Qué fácil,no?.

El resto de explicaciones del porqué se produce eso con esa página, lo explicaré después de que haga un curso de como hacer que este "vejestorio" de ordenador que tengo, tarde quince minutos, y no veinte como hasta ahora en conectarse.

Como explicación sencilla, os diré lo que hemos hecho con el Hosts. Al poner la dirección "general" de nuestro ordenador, pulsar después la tecla Tab, y a continuación poner la dirección de la página, el que quiera visitar esa página, el navegador lo dirigirá a nuestro ordenador, o sea le saldrá una ventana diciéndo "página no encontrada". ¡Mas fácil que comer pan!.

J.J.

 

ESCRITOS DE UN CAMINANTE

 

Buenos Amigos

 

¿Qué me dice de esos amigos?. ¿Esos a los que usted les comenta alguna decisión importante que usted ha tomado respecto a su trabajo?.

Por ejemplo, imagine usted que tiene un buen sueldo en la empresa en que trabaja, pero ve con pena que muchos de sus compañeros de trabajo le roban a la empresa todos los días, fuera de eso usted es prácticamente asediado por ellos para que actúe de la misma forma que ellos lo hacen, usted se niega, (logicamente tiene sus valores) y desde ese momento ellos, sus compañeros de trabajo comienzan a hacerle "la vida imposible", usted en algún momento les hace frente y les deja claro que usted no quiere saber nada con respecto a esos asuntos que ellos se llevan entremanos, para ellos eso ha sido como una declaración de guerra, y van a por usted con todo, culpándole a usted de errores que cometen ellos, estropeándo las herramientas que usted utiliza para efectuar su labor, de hecho al verse ellos superados también en eficacia con respecto a las labores que se llevan a cabo en la empresa, más aún le "cogen odio".

Al final , usted decide por el propio bien de esos compañeros y por su propio bien, incluso por el bien de sus propios valores y dignidad, retirarse de esa empresa.

Más, ahora viene lo divertido de este asunto, usted al tiempo ya de haberse retirado de la empresa, se encuentra con un amigo, y este le pregunta si es que está trabajando, usted lógicamente le contesta que no, que está barajando unas posibilidades, su amigo le pregunta del porqué no está en la empresa esa en que ganaba bastante dinero, usted le comenta que se retiró de ella y añade un par de comentarios acerca de los problemas que tuvo.

Este amigo, mirándolo con cara de sorprendido, aunque mas mirándolo con esa típica expresión que pone una persona cuando piensa que la otra persona ha sido un "tonto", le dice que el habría aguantado y que no se habría retirado.

¿Qué pensaría usted de ese su amigo?. ¿Se ha puesto el en su lugar?. Es lo que haría un amigo. ¿A tomado el en cuenta cuando usted a hablado acerca de la dignidad y los valores?. Por lo visto, parece que no, quizás sus valores estén muy por debajo de los suyos, quizás la dignidad de su amigo, la debe este dejar ¿en el retrete quizás?.

Y pensar que hay tanta gente así, encerrados en sus desdichas, lo malo es que se va juntando, sin embargo, en mi largo y sinuoso recorrido por estos caminos, sigo encontrándome de vez en cuando con personas que en lo profundo de su corazón, sienten ese deseo de tener dignidad. ¡todos la tenemos!. Dirá usted. Si, todos se supone que la tenemos, pero. ¿Conoce usted cual es la suya?.

Jovenes que nadie les ayuda a definir donde empieza y donde termina la dignidad. Jovenes que tienen que crearse sus propios valores estando asediados por esos que se dicen maestros de la vida, que engañan y timan a estos jovenes solo con el único deseo de sentirse poderosos.

Bueno, yo ahora me voy.

J.J.

 

Deportes de riesgo

Cuando yo iba creciéndo en edad, (que no en centímetros), comenzé a percibir que esta generación ya no se conformaba con simples deportes, como los de siempre. Es como si necesitasen algo mas. algo que los hiciese sentir vivos.

Así que poco a poco fueron inventándo otros deportes o añadiendo a los ya conocidos un poco mas de dificultad, incluso convirtiéndo en deporte, costumbres de pueblos antiguos en los que se probaba el valor y el honor que hacía que dicho individuo fuese acreedor del cargo al que aspiraba.

De hecho tenemos a los Araucanos, ya que el que aspiraba a ser "Cacique" o jefe de la tribu, debía probar su valor y resistencia llevándo sobre sus hombros un pesado tronco el mayor tiempo posible.

En otros pueblos, al postulante se le exigía salir de caza y volver con un león u oso, habiéndose enfrentado a estos solo con una daga.

¿Y que me decís del famoso "puenting"?. Un símil de lo que hacen los hombres de un pueblo para conquistar a su doncella amada.

Podría seguir hablándo de muchos otros, incluyendo a uno que hoy por hoy utiliza esta generación.

Sentirse "vivo". Para hacerlo cogen el coche y conducen por una autovía en sentido contrario. Quien va a mas velocidad y quien recorre mas kilómetros. Eso son emociones, según dicen ellos, yo le llamaría mas que emociones, estupidéz.

Me he referido escuetamente a algunos deportes de riesgo, ya que deseo ahora hablar del que yo practico. Como me gusta ser un poco original en mi vida, he tenido que inventarme un deporte, y este si que es de alto riesgo.

Conocer el corazón de las personas. ¡Que mejor que ver lo que hay dentro de ellas!. Saber definir su bondad y su maldad, ver como pierden su "centro de gravedad" de sus sentimientos cuando les digo la verdad de lo que son, sobre todo a esta juventud que está dormida, aletargada, manipulada.

Juventud que necesita despertar, que necesita saber responder, que vive atemorizada y que muchas veces no lo sabe.

Es por eso, que no me permito estar mucho tiempo en algún lugar, incluso lo que llamaríamos "perdiéndo oportunidades" de trabajos seguros, trabajos que podrían reportarme grandes beneficios, oportunidades que se presentan una sola vez en la vida, pero es que este deporte me hace sentir vivom me hace respirar.

Divido el corazón en dos partes, la parte buena que es de la bondad, del respeto, de la dignidad, de los valores, y la parte mala, la de la insidia, la de la intriga, la de la cobardía, la de la traición.

Por mas de veinte años he practicado este deporte. Cuando alguna persona ve que alguien practica un deporte original, muy pronto se apunta para practicarlo ella también, pero la diferencia con este que yo practico, es que después de mas de veinte años, nadie se apunta aún, y siguo practicándolo solo. Debe ser difícil seguramente para los que no están acostumbrados a decir lo que sienten.

Es divertido a veces lo que sucede, ya que cuando aclaro conceptos con alguien, (cuando le canto las cuarenta) esta persona normalmente cambia y se transforma en una persona mas amable, menos díscola, pero cuando le digo a alguna persona que le aprecio, esa persona luego se vuelve arisca, se encierra en si misma, me rehuye, me mira de lejos y de reojo, otros me desprecian haciéndo gestos de desagrado cuando hablo.

Y yo me pregunto. ¿Cuál es el motivo de ese desprecio?. ¿Será quizás el orgullo, la soberbia, o solo es el temor de que sepa lo que hay en su corazón?

Lo mas probable es que cuando vaya a otro lugar, y comente alguna experiencia o anécdota, los que me escuchen pensarán que soy un mentiroso, que me invento historias, que no es verdad que antes de una reunión con los empleados de una empresa de la que ya no me acuerdo, la "cúpula", por decirlo así, se reunió conmigo, cuando yo ni siquiera pertenecía a dicha empresa, y que en dicha reunión se habló... lo que se habló, y dije... lo que tenía que decir.

Eres un "fantasma" me dirán los nuevos compañeros de trabajo, eso no es cierto. O sencillamente no me lo dirán, pero lo sentirán, de la misma manera en que estos buenos compañeros que tengo por ahora hoy lo ven cuando les comento alguna experiencia o anécdota pasada.

Por eso me gusta este deporte, porque no solo me hace vivir y respirar, sino que también llego a conocer el tenue velo que divide el aprecio verdadero de la hipocresía.

Menos mal que esta es solo una historia de ficción, ya que en la vida real no sucede, nadie, ningún gerente o representante de una empresa, que esté en su sano juicio, llamaría a una reunión a un pobre desgraciado que se dedica a barrer normalmente la empresa. De hecho, si alguien viniese y me contase que le ha sucedido así, hasta yo le despreciaría por mentiroso, falso y cuentista.

Sobre todo cuando dice que en dicha reunión, ha defendido a sus compañeros de trabajo, que ha aconsejado un trato por igual para todos. Que es importante valorarlos como personas

Realmente creo que estas cosas solo suceden en otro planeta, y lo mas probable es que esté muy lejos de este al que llamamos Tierra.

Digo que es divertido, pero también digo que es triste, porque es una gran paradoja de los sentimientos humanos, ¡Que raros somos!. ¿No lo cree usted así?. Y no se olvide que este es solo un relato de ficción

Me gusta este deporte de riesgo, obliga a sacar lo mejor y lo peor de cada uno, incluso lograr sacar a la luz los miedos internos de las personas. Pero también aflora ese sentimiento al que le llaman bondad. En realidad, anhelo el día que alguien se apunte a este deporte.

Bueno, yo ahora me voy.

J.J.

 

La nueva generación

 

Generación de h...

 

BUENAS TODAS

Están constantemente probando que valen, hay quienes se acostumbran a ello, hay quienes se enferman de pena y tristeza... hay quienes.

Era efectiva en el trabajo que desempeñaba, pero podría decir sin temor a equivocarme que pocas veces, había recibido una palabra que dijera tan solo un "Muy bien hecho".

Aunque en realidad, si las ha recibido, solo que ella antepone los intereses de la importancia que tenga la persona que se lo dice. Lógicamente eso es una tremenda hipocresía por su parte.

Pero a la vez era tal la desvalorización que sentía, que si yo me acercaba y le decía que veía que era una persona in...., seguramente ella no tomaba en cuenta mis palabras. ¿Porqué?

Porque probablemente su deseo no era que yo se lo dijera, (probablemente mi opinión realmente no creo que ella la considerara importante) sino que ella esperaba se lo dijera el "jefe" o "encargado" de turno, aquél que infravaloraba su trabajo, de ellos es de quienes esperaba un ¡Muy bien hecho!, ya que es posible que yo, (y es lo mas seguro) haya estado muy por debajo del escalafón en lo que concierne a escuchar ella palabras de encomio por su trabajo.

Digamos que para ella, mi "¡Bien hecho!" valía uno, y el "¡Bien hecho!" del jefe, valía diez.

como si tuviese que probarle a ellos que si valía, cuando realmente no tenía que probar nada a nadie. Sencillamente saber que valía por si misma.

Me entristece que esta juventud esté siendo "manipulada", disculpad, quise decir guiada por estos pseudos sabelotodos, arrogantes, soberbios, pagados de si mismos, creyéndo que ellos son dueños de la única verdad.

Pero solo me entristece un poco nada más, están muy por debajo de los verdaderos valores que hacen que una persona sea digna.

(seguramente pensándo en sus cosas). Probablemente no le gustaba yo como persona, pero no se atrevía a decirmelo, o seguramente me trataba con distancia porque temía que la conociera mas de lo que ella quería, también puede ser que no le gustara la gente como yo, o puede ser que aún no sabía lo que realmente valía, o creyese de mi que como yo la trataba con aprecio, pensaría que algo mas es lo que quería.

Las personas muchas veces confunden el aprecio que uno puede sentir por ellas, con el deseo, distintos sentimientos son, pero que muy distintos sentimientos.

Esa clase de personas suelen ser muy "inteligentes", suelen ir de víctimas por la vida, mientras planean como aprovecharse de ese victimismo para su propio provecho

Algunas, se sienten cohibídas cuando reciben palabras de elogio o encomio dichas directamente, como si se sintieran mas tranquilas si uno no les dice que las aprecia, en todo caso esa persona que conocí, sigue para mi siendo "inteligente", y también muy ig.... .

Por eso la veía como si estuviese encerrada en una jaula diciéndo constantemente: "Dejádme salir de aquí, que yo valgo". Olvidándo que ella tenía las llaves de esa jaula.

Realmente, aunque si yo pusiese esta historia en el día de hoy, diría:: "Después que yo deje de estar por allí, y nos encontremos algún día por las calles de la ciudad, seguramente se acercará a saludar y charlaremos un par de minutos, la segunda vez que nos encontremos, saludará con un ademán de la mano y una sonrisa, la tercera vez, solo será un gesto con la mirada, la cuarta vez, no me habrá visto, la quinta, yo... ya no existo. O sencillamente desde el principio, no existo". Es divertida esta clase de personas, pero causan pena.

Es raro, pero siempre sucede así. ¿Será porque solo voy de paso?. Bueno, quiero decir casi siempre.

De hecho, solo conozco a una persona, que aunque hayamos sido compañeros de trabajo esporádicamente, y haya pasado el tiempo, incluso unos años, sigue acercándose como si fuesemos aún buenos compañeros de trabajo. Qizás debe ser porque en su momento se sintió apoyado por mi, quizás porque en algún momento puse verdadero interés en escucharle, y también porque yo quizás también fui escuchado, quizás porque, algo aprendió de mi y quizás porque yo, algo aprendí también.

Vosotros me diréis:. Yo os contestaré. Porque muchos de vosotros sois iguales, solo tenéis que tener el valor de enfrentaros a vuestros propios miedos, esos miedos que solo están influidos por los que desean que los tengáis, ya que de esa manera, (manteniendo en vosotros esos miedos) es la forma que tienen de asegurarse su arrogante y soberbia posición.

Si. A cuento de eso es que me he referido a esa situación, y porque verdaderamente aún le estimo, aunque con lo "inteligente" que es, seguro que no le importa pasar por encima de cualquiera con tal de lograr sus objetivos, con la tan sabida disculpa de la frase "pobrecita de mí soy una víctima.

¿No es cierto que os ha gustado este relato?. Claro. estoy seguro que si, lástima que solo sea ficción. En la vida real no sucede así. El orgullo, la soberbia, le de sentirse pagada de si misma, pero a la vez con la mojigatería a flor de piel, inspirándo lástima, recibiendo y rechazándo consejos basados en la experiencia, y despreciando esa mano que se extiende sin maldad, sin doble sentido. ¡Pobre generación!. Pero ¡Que pobres sóis!

En la vida real esa persona, si no hace un esfuerzo por conocerse, como respuesta solo tendrá la misma que ella ha dado : El Desprecio, y lo que la vida le tenga deparada. Alguien dijo : "Si esa persona no sabe que ha ofendido, entonces es inocente". Si. digo yo, pero es inocente mientras no se le diga que sus actitudes o sus palabras han ofendido. Pero ¿ Y si no quiere escuchar?. ¿Sigue siendo inocente?.

Al parecer ya no... Digo yo. Pero, también existe la razón del temor, ese temor con el que todos nacemos, el de enfrentarse a ellos.

Sin embargo, es "inteligente", y Solo necesita descubrirlo... Aunque lo veo muy difícil, ya que es la típica persona que va donde más calienta el sol.

¡Pobre juventud!.

Aunque en cierto grado les encuentro la razón, están tan manipulados por gente que se aprovecha de ellos, que les es difícil entender que alguien se les acerque limpiamente. Aunque me sigue dando tristeza verlos como se esconden, como rehúyen, como si no te hubiesen visto, como si no quisiesen saber nada de nada, y es lógico, porque si me sucediesen cosas a mí, que se van juntando, seguramente yo haría lo mismo.

Es una lástima que sean la "presa" perfecta para es@s que pululan por el mundo buscándo ignorantes.

Por eso el título de este cuento, me parece el adecuado, el justo, el que mejor le va.

Bueno, yo ahora me voy.

Para saber algo mas de como es de traicionero nuestro corazón, solo basta que mire el suyo.

J.J.

 

Encantando

.

Pero también veo que la amargura en su corazón le pesa, ya que según ella: "Todo el mundo va a lo suyo", lástima que tenga razón, por eso es difícil aceptar una mano que se tiende, ya que nunca sabes lo que esa mano puede esconder.

La gente siempre tiende a confundir los sentimientos que se expresan con las palabras, sacan sus propias conclusiones, sin pensar que esas conclusiones están basadas en su propio modo de ver la vida.

Prejuzgan sin pensar, se crean cada historia en sus mentes, que pareciera que estuviesen enfermas. Si usted le dice a alguien: "Te aprecio y te estimo". Tenga cuidado si se lo dice a una chica, ella pensará inmediatamente de que usted desea "algo mas" de ella.

En sus mentes no cabe el aprecio sano, se quejan de que los hombres solo piensan con lo que tienen entre las piernas. Cuando parece ser que son ellas las que viven pensándo en ella, por eso a veces me pregunto. ¿Quién debe ir a lavar sus pensamientos?.

También es cierto, que de la mayoría de los hombres que conozco, casi todos piensan con lo que tienen entre las piernas.

Es como si a tod@s les hubiesen abierto la cabeza, dejándola como un cuenco vacío, para después llenar ese cuenco con M.... que también es color oro.

Pero. Digo yo; ¿Porqué ella que se queja de que todos "van a lo suyo", hace lo mismo?. Seguramente es su respuesta a la vida, y tiene razón, pero tiene un corazón muy bello, y se, que no le gusta ser como ahora se muestra, pero es su defensa y no le juzgo por ello.

Es como un día le dije a un "amigo":. "Tú, que me vienes.

En realidad esto sigue siendo un relato de ficción, ¿Le ha gustado un poco más que el anterior?. Espero que si.

Aún no me voy.

Para saber algo mas de lo traicionero que es nuestro corazón, solo mire el suyo.

J.J.

 

Buenos chicos

Sobrellevar la amargura es muy difícil, sobre todo cuando se es joven, cuando los torbellinos de ideas y sentimientos están constantemente cercándo al corazón.

Mas aún cuando ese joven corazón se siente "atacado", a veces, parece que se dan las circunstancias para que parezca que lo que a uno le rodea es, un complot de la vida. ¡Impulsiva juventud!.

A veces se dicen cosas, palabras que expresadas en algún tono y a la vez en el tiempo que no es el adecuado, pueden producir mas dolor que el que uno se imagina, y eso muchas veces produce un amargo y escondido rencor, y es importante salvaguardar el corazón de ello. Incluso hay palabras que jamás se tenían que haber dicho, y eso causa más dolor aún.

Si. Buen chico. Pero es importante que calme su corazón, mejor aún, que aprenda a calmar su corazón.

Aunque considero que es muy difícil que lo haga, ya que esa clase de personas caen en la hipocresía, y no por que les hagan caer, sino por propia voluntad, son de las que suelen despreciar a quiénes les han apoyado, tan solo por querer ser aceptado por los mismos que le han despreciado a el.

Y buscan motivos y razones, algún resquicio, algún detalle, que les de las razones que ellos buscan para rechazar y despreciar la mano que en su día se le tendió. ¡Pobres desgraciados!, nunca saben el terreno que pisan.

Esa misma gente, cuando les llega el tiempo de ser juzgados, son los que se ponen de rodillas diciéndo lo pobrecitos que son. ¡Pobres infelices!. No tienen idea de los oscuros tiempos que se les acercan.

Calmar su corazón. Pero ¡Que digo!. ¿Cómo calmar esa ira, ese dolor de saber que han estado durante mucho tiempo maquinándo el como deshacerse de el?.

Porque esa es la sensación que se tiene en el corazón con algo así, y es difícil hacer razonar a un corazón herido, aunque la verdad no sea esa que el cree. Sin embargo tiene un corazón noble, y el lo sabe.

Si alguien comenta de que usted no "vale" para el trabajo que hay que efectuar, tenga por seguro, que desde ese momento para muchos usted deja de valer, y se aliarán unos con otros, y crecerá esa bola de nieve. ¿bola de nieve dije?. No. No será una bola de nieve, será un alud ensordecedor que cubrirá todo buen sentimiento que haya habido en algunos hacia usted.

Rabia contenida, eso es lo que se suele sentir, y las respuestas que suelen dar esas personas heridas, no necesariamente son para sanar. Hasta que se calma un poco esa tempestad y se razona mejor

Me gusta su rabia y su ira, porque va acompañada de nobleza, se que se sentirá dolido con muchos, incluso conmigo, pero tiene que salir el solo de esa amargura, aunque deba por mientras convertirla en indiferencia, es una manera de hacerse fuerte cuando se tiene ira. Y como digo, luego vendrá la calma, y aprenderá a disculpar con el corazón los errores de los demás, y aprenderáa también a ver con su corazón, sus propios errores.

Pero muy difícil es que aprenda, ya que sencillamente cae en el mismo error que caen muchos, la soberbia y lamer traseros, lógicamente también asumiéndo el papel de víctima.

Juventud, juventud. Que despreciáis el consejo sano. Queréis que yo aprenda de vosotros, cuando lo que sabéis vosotros, yo ya lo he vivido, y sin embargo, demostráis una total falta de interés por la experiencia de quien ya ha vivido lo vuestro.

Pero tenga por seguro, que no es el único al que le sucede, miles como usted en miles de lugares, les sucede igual, unos aprenden rápidamente a protegerse, otros les envuelve la ira, otros se dejan caer en la pesadumbre, sin embargo la experiencia demuestra que, allí es cuando hay que hacer uso de la dignidad y los valores, valores que no significan orgullo o altivéz.

Si alguna vez le sucede algo como en este cuento de ficción, le sugiero. Cuídese el corazón, ya que la única manera de quitarse esa marca es, aprendiendo, hasta saber tanto como los demás, para que su respuesta sea contundente y aplastante, utilize sus valores como individuo, y una cosa muy importante, Siempre habrá alguien que le apoye, alguien que sepa de su dolor, alguien que sepa de su angustia, alguien que sepa de su ira, alguien que sepa estar con usted, alguien que no tema perder por apoyarle a usted.

Pero sea humilde en aceptar también sus errores. Vale.--- ya se que no va a recibir esta sugerencia de buena gana, seguro que podrán más sus intereses.

Lástima que cuando se es joven también va acompañada esa juventud con la impetuosidad propia de ella, por eso es necesario, calmar el corazón, quizás esas personas que le han ofendido, no lo han hecho con tan mala intención como usted pudiese creer.

Quizás esas personas estaban agobiadas por un acumulamiento de tantas cosas diferentes, que dió la casualidad de que usted se "a comido" toda esa amargura acumulada en ellas, y si usted lo comprende, entonces significa que usted como persona, es digna de tener valores y el respeto de los demás.

Seguramente hay palabras que pueden hacer mucho daño, pero también hay palabras que pueden sanar, sobre todo las que se dicen desde el corazón, si, hay palabras mágicas, y el único conjuro necesario, es que las deje salir desde su corazón, porque tenga por seguro que están allí. Aunque usted no lo crea.

Pero, no las encuentra. ¿No es cierto?. ¿O no quiere encontrarlas?.

No se os olvide que este es un relato de ficción, ¿;o realidad?, pero está en el corazón de cada uno decidir que es.

Bueno, yo ahora me voy.

J.J.

 

Rara amistad

Yo me pregunto muchas veces. ¿Existe de veras la amistad?. Lo digo porque siempre estamos hablándo acerca de ella, pero pocas veces la practicamos, esta generación habla mucho de ella, escucho a gente decir que tiene muchos amigos, algunos me enseñan toda una gran lista... "de correos". Otros, me dicen que su cuadrilla, pero. ¿qué es un amigo?.

En realidad, cuando digo, esta generación, no me refiero a lo que llamaríamos juventud, sino que me refiero a todos los que viven en esta época del tiempo.

Recuerdo que no hace mucho, iba yo cruzándo un puente de la ciudad en que resido, y al pasar cerca de unos señores que de promedio tendrían unos sesenta años, (creo que eran cinco). Cuando ya pasaba por delante de ellos, un poco más allá, (unos tres metros) en una curva que hace el puente, como para ya entrar a la avenida principal de la ciudad, se detuvo un coche, de el salieron unos cuatro chicos de unos veinte años cada uno.

Y escuché la voz de uno de estos señores que decía: "Mirad, ahí van los que nos van a alimentar pronto". Realmente nunca me imaginé, que esa era la clase de conversación que podían tener esos señores, porque además noté, o percibí, que lo decía con un cierto tono de desprecio. ¡Vaya generación en la que estoy!.

Aún no me voy

J.J.

 

Nuestra tristeza

 

Nuestra tristeza

 

Si. Hoy siento tristeza, pero vosotros que leéis esto, por favor, no la sintáis, ya que esta tristeza es solo mía, pero no la siento por mi, la siento por otros, incluso por vosotros, por los que se llenan la boca de lo dignos que son, de lo honorables que son, de lo honrados que son.

Lo que sucede es que a veces por ciertas circunstancias, se me hace un "revuelto" de sensaciones y sentimientos en mi corazón, que el resultado es una arrastrada tristeza.

Esta se me produce cuando veo a las personas, y el como muchas veces se dejan dominar por los prejuicios, y eso los lleva a juzgar y condenar sin misericordia, algunas veces, y no lo niego, con cierto grado de razón, pero las mas de las veces, solo porque les es más fácil culpar a quién piensan que no se puede defender, que culpar al que está en una posición "superior".

Y eso, lo hacen sin darle a esa persona oportunidad de defenderse, realmente aún no comprendo el porqué los seres humanos actúan de esa manera, incluso cuando aún demostrando que estaban equivocados en sus prejuicios, siempre van a encontrar alguna razón para seguir diciéndo que sus conciencias están tranquilas, realmente jamás van a reconocer sus propios prejuicios.

Lo que no saben estos seres humanos, que de la misma manera que se han tomado la libertad de juzgar y condenar, le han concedido esa misma libertad al condenado para juzgarlos y condenarlos, incluso para ejecutar la sentencia.

Esta clase de personas es así, ya que aunque se les esté diciéndo en sus propias caras, lo hipócritas, desleales, orgullosos, soberbios, altivos, cobardes, traidores, insidios@s, seguirán afirmando: "Tengo mi conciencia tranquila".

.

..

Sin embargo -- me dijo el hombre -- Las cosas se torcieron, mas que torcerse, tomaron su cauce natural, la que tiene esta generación, el orgullo, la soberbia, la altivéz, el sentirse pagados de si mismos.

.

¿Cómo la vida juzgará a esas personas?.

J.J.

 

No deje pasar la oportunidad de hundirse con ellos
Demasiado peso el de la razón, para demasiada razón de peso