Haz click aquí

Algunos Versos y Poemas

 

En esta página, hay letras sencillas, dichas con la inocencia del corazón de un hijo. Letras que no alcanzan a definir, pero que se esfuerzan en ello, los verdaderos sentimientos de la vida.

También hay de las que dejan correr una sensación de desamparo del corazón.

Algunos, emotivos en los ruegos hacia el dador de los sentimientos.

No faltan los que en su lúgubre rincón del alma, claman su dicha y sus tragedias.

Otros, que llegan a empequeñecer al alma al sentir la congoja de aquél al que azota la naturaleza.

Y su rincón especial que siempre tienen los de nuestra sangre.

Y esos, los que están casi siempre en silencio, esperándo tan solo una caricia.

Y como no, los que casi todos conocen, aunque sea la primera estrofa.

También debe tener en cuenta que habría sido más fácil haber puesto los poemas en un orden específico que hubiese permitido ir por secciones.

Fuera de ciertos cánones estabecidos mínimamente, estoy en completo desacuerdo con el encasillamiento, sobre todo si tiene que ver con los sentimientos.

Las generaciones anteriores, algo más de tiempo tenían para digerir los sentimientos, incluso nos enseñaban que había que masticar muy bien la comida para hacer una buena digestión.

La generación de ahora, está esperando que inventen un tubo que entre por la boca y salga directamente por la cloaca, (así no se pierde el tiempo, dicen).

 

P1.01

Ahora me duermo

Estas son las preguntas de un hijo cualquiera, dirigidas a un padre cualquiera, en un lugar cualquiera, que pertenece a una generación cualquiera.

¿Recuerda usted las de su hijo?. O mejor...¿Recuerda usted las suyas?.

 

Ojos negros, negros cabellos,

mirada ansiosa preguntas locas,

pequeños dedos que todo tocan,

beso inocente que vuela a mi boca.

 

En la vitrina deja su huella,

de chocolate y clara vainilla,

ojos negros, negro el cabello,

mirada ansiosa, preguntas locas.

 

¿Porqué, moja el agua? ¿Porqué llora el cielo?

¿Porqué tengo frio? ¿Porqué no habla el perro?

¿Porqué duerme el sol si no tengo sueño?

¿Porqué tu eres grande y yo tan pequeña?.

 

No quiero dormir, es perder el tiempo,

Déjame jugar, que ahora me acuesto,

Si somos iguales ¿Porqué es blanco tu pelo?

y me pica la cara si me das un beso.

 

Ven, túmbate aquí, y cuéntame un cuento,

me gusta tu olor, es olor a papá,

abrázame bien...que ahora me duermo.

J.J.

 

P1.02

Mamá de mis amores

Incluso hasta para los muy entendidos, este poema, (si se le puede llamar así, está lleno de incógnitas.

¿Qué ha querido decir el que escribió estas letras?.

¿Qué sentimientos tan escondidos ha querido plasmar?.

Quizás este poema en su conjunto, es todo un reproche hacia ese ser amado que le abandona por segunda vez. Quizás nunca tuvo la oportunidad de decirle. "Aunque lo hayas hecho, siempre te he querido".

 

Hoy me pintaré de negro como el color de la noche,

no quiero que nadie me vea, por que hoy mi vida se esconde,

me sentaré en la esquina, la esquina de los reproches,

y dejaré mis recuerdos apoyados en el borde.

 

Veré pasar la nostalgia descalza con la tristeza,

veré pasar la añoranza acompañada de la pena,

todas pintadas de negro como el color de la noche,

todas sabiendo que son, las dueñas de mis reproches.

 

Dicen los entendidos que fue causa de un dolor,

algún trauma adquirido por no se sabe que razón.

 

Hoy en esta esquina oscura como el color de la noche,

me quedaré esperando, esta vez sin ningún reproche,

traeré esa tarde al presente, la viviré como entonces,

la más feliz de mi infancia, la que me llenó de flores.

 

Era una tarde clara con estrellas de colores,

la luz me encandilaba, me sentía entre algodones,

mis bolsillos llenos estaban de caramelos y flores,

junto a mi la que yo amaba... mi mamá de mis amores.

 

Hoy me pintaré de negro

como el color de la noche

puede que venga a buscarme

puede que sea ... esta noche.

J.J.

 

P1.03

Solo estoy soñando

Hay momentos en la vida, quizás más de los que uno quisiera, que el corazón se niega a seguir dentro como si se sintiese enjaulado, y embiste a todo sentimiento que se encuentre cerca de el

 

Hoy saldré con el alma enfurecida,

reprenderé al viento al sol y a la lluvia,

sacudiré los despojos del alma taciturna,

y de hierro fundido cubriré mi corazón

 

Hoyaré la hierba con rabia contenida,

y saciaré mi sed con agua de estercolero,

sacaré de la harina un pan ennegrecido,

y lo degustaré como manjar supremo.

 

Que el amor de una mujer, que el cariño de un hermano,

que amigos siempre hay uno, que te tienden una mano,

¿Y porqué entonces cuando miras, siempre te lo están cobrando?.

 

Hoy saldré y recorreré la tierra,

la que siempre estoy mendigando,

bordearé los caminos para no dejar huella

mientras me arrastro por montes y campos.

 

Será mi alimento el excremento y la hiel,

el graznido del cuervo será mi dulce canto,

buscaré la sombra del árbol caído,

y me tumbaré a soñar lo que quise tanto.

 

Hoy saldré con el alma enfurecida,

y rociaré mi ira, tan solo con el llanto,

dejaré que marquen las rocas mis mejillas,

y al que me pregunte le diré:

Tan solo estoy soñando.

J.J.

 

P1.04

Yo recogeré las flores

¿Alguna vez se ha sentido solo?. Pero, ¿que es sentirse solo?. Podríamos utilizar el tópico tan manido de que muchas veces podemos estar rodeados de personas y a la vez sentirnos profundamente solos.

Cuando uno llega a comprender la soledad, se da cuenta que muchas veces es necesaria, cuando quiere meditar en su vida, cuando necesita tomar decisiones importantes que afectan su futuro, acaso ¿no desea estar solo?.

Pero a lo largo de su camino, en que ha sido acompañado quizás por gente amada, ¿Sabe usted dónde, desde que lugar, en que momento, continúa solo con usted mismo?.

 

Me dejaré llevar por el tiempo

será mi acompañante eterno

y a lo largo del camino

iré recogiéndo flores

para mi propio entierro

 

Algunos llorarán de pena

los más dirán que era bueno

mientras yo recojo las flores

para mi propio entierro

 

Sé que olvidarán pronto

es que hay que seguir viviendo

queda tanto por hacer

y tan corto vuestro tiempo

 

Así que no os preocupéis

vosotros seguid a lo vuestro

que yo recogeré las flores

para mi propio entierro.

J.J.

 

P1.05

Mi nombrado Caballero

¿A usted le gustan los animales?. Fea palabra ¿no?. A mi me gusta mas la palabra compañero, son los que siempre solo esperan una mano que les acaricie.

¿Sabe usted como actúan ellos?. Yo le diré como.

Ellos son capaces de dar la vida por usted. ¿Sabe porqué?. Por que ellos creen que usted también daría la vida por ellos, aunque en la gran mayoría de los casos a ellos no les importa que usted no lo haga, les basta con que su mano les acaricie.

Puede que muchos de estos actos sean un deporte nacional, también los hay regionales como el del ganso, en alguna playa perdida de algún pueblo que no merece ser nombrado. ¡Pobre generación!.

¿Qué es lo que dijo un individuo en un programa de televisión no hace mucho? ¡Ah, si! Ya me acuerdo, dijo: "Yo amo a los animales, solo los cazo cuando lo permite la veda".

 

Ayer a escondidas me fui, caminando entre la hierba,

quería saber si es verdad, todo lo que me cuentan,

nadie me molestó,¡Déjala...que es la lechera!

Así que llegué a la plaza sin que nadie me viera.

 

Era una huerta grande, tan grande como mi huerta,

solo que estaba rodeada toda toda... de madera,

Me había dicho mi dueño que era, como en las ferias,

que le esperase tranquila, que pastara por la verja,

ya vendría el por la tarde todo cargado de estrellas.

 

Yo miraba entusiasmada

a toda esa gente buena,

y como ondeaban sus pañuelos

en esa bonita feria.

 

Me dijo la yegua alazana:"¡Tu no vayas,...que no es la feria!

que mi hermano me lo dijo, el que come yerbabuena".

¡Tengo que ir!-contesté, el debe saber que tengo,

que en mis entrañas llevo el más lindo de sus sueños.

 

Cuando le vi salir hacia el centro de la plaza,

mugí con todas mis fuerzas para que el me escuchara,

la gente toda aplaudiendo, toda era gente buena,

y tranquila me quedé, esperándo muy risueña,

ya le diría después que de sus sueños yo era dueña

 

Al poco salió un joven vestido de mil luceros

en una mano la espada, en la otra manto nuevo,

Yo me dije: Debe ser

el que le dará los premios,

muy segura estoy ahora

que le nombrará Caballero.

 

Acercóse el muchachuelo

muy despacio y con tiento,

y cubierta la llevaba

bajo su manto nuevo.

 

Hoy entierro las orejas

de mi dueño enamorado,

que en la arena de la plaza

abandonadas quedaron.

 

Las enterraré profundo,

para que él no escuche mi llanto,

mi nombrado Caballero,

semental de mis encantos.

J.J.

 

P1.06

El instante

 

Cuando siento tus manos viajar por mis mejillas,

mi piel se pone tersa abrazando tus caricias,

y cuando tus dedos se detienen en los surcos de mi vida,

se convierten en caminos que bordean mis colinas.

 

Cuando veo tu mirada que se encuentra con la mía,

mis ojos soñolientos y apagados vuelven a cobrar vida,

y recorren las distancias, y las hacen más cercanas,

y se olvidan los pesares, y se cierran las heridas.

 

Y cuando trémula tu boca me susurra una sonrisa,

me levanto de esta tierra y enderezo mis rodillas,

y por un momento en la distancia; lo que dura tu sonrisa,

yo respiro más profundo todo el aire de tu vida

 

Cuando tus pies avanzan ondulando mis quebradas,

y siento tus manos viajar por mis mejillas,

y cuando trémula tu boca me susurra una sonrisa,

yo veo tu mirada, que se encuentra con la mía.

 

Y el día que le rinda mis cuentas a la vida,

le miraré de frente y pondré firme mis rodillas,

y sentiré otra vez ondulante mis quebradas,

y tus dedos recorrer... los surcos de mi vida.

J.J.

 

P1.07

Llévame a mi

 

Contaré cada segundo que no estés conmigo

mediré la distancia cuando te alejes de mi

subiré a las montañas a mirar tu regreso

y te daré la flor que se ofreció a venir.

 

Aguzaré el oído como lobo al acecho

me pegaré a la tierra cual serpiente febril

sorberé los mares para abrirte camino

sembraré el desierto de rosas y un jazmín.

 

No recuerdo cuando fue que te marchaste

pero si recuerdo la flor que te di

era la que dijo cuando fui a buscarla

¿Algo para ella?. Llévame a mi.

 

La borrasca entera va quedándo en calma

hoy por el camino creo que te vi

puntas de esa flor que marcan tu regreso

será mera ilusión de este viejo senil.

 

Hoy cuando la vida me encorva la espalda

hoy león herido que arrastro mis pies

se que ya he vivido mas de lo debido

hoy por el camino yo te encontraré.

J.J.

 

P1.08

Hoy solo quiero

---¿,Alguna vez se ha sentido con una tristeza que no sabe de que viene?. ¿Lágrimas que aparecen en sus ojos, y no sabe el porqué?

Una mañana se despierta y con sorpresa ve que sus ojos están bañados en lágrimas, y sin que nadie le vea se las enjuga, sería demasiada la vergüenza si le vieran. ¿ Qué podrá ser ?. ¿ Será acaso el peso de la insoportable y mísera existencia que solemos llevar ?. ¿ O es nuestro corazón que durante nuestro dormir nos quiere decir que aún podemos existir, que aún podemos convertirnos en seres humanos ?.

No se preocupe, tenga por seguro que no es la única persona a la que le sucede.

Estoy sin zapatitos, pero no quiero los tuyos.
estoy sin ropita, pero no quiero la tuya.
me duele la barriguita, pero no quiero tu comida.
estoy temblando de frío, pero no quiero que me abraces.
no quiero ir a tu casita, porque tu tienes tus hijos.
Solo quiero que tu manita.... coja la mía.

 

Hoy dejaré que mis ojos de lágrimas se cubran

hoy sencillamente me apetece llorar

no buscaré motivos ni razones ocultas

hoy sencillamente me apetece llorar.

 

Quiero dejar correr una brillante lágrima

que llegue a mi boca y poderla sorber

no quiero perderla porque es toda mía

va en ella mi vida y la quiero beber.

 

Sigue atrás otra lágrima viva

que llora de pena al no poder tener

la sal de los mares que es toda su vida

esa lágrima viva la dejaré caer.

 

Hay otra que viene cantando de alegría

a mi pupila asoma y quiere salir

pero al ver el hambre en los ojos de un niño

temerosa se esconde en mi pupila gris.

 

Hoy allí se queda por tiempos eternos

hoy allí se queda para no salir

será que al mirar la tristeza de un niño

no recuerda cuando lo vió sonreír.

 

Hoy dejaré que mis ojos de lágrimas se cubran

hoy sencillamente me apetece llorar.

J.J.

 

P1.09

Mi puerta

 

Era un atrio de montes dorados

lamidos por lenguas yertas

tenía puertas de acero forjado

todas cerradas, ninguna abierta.

 

En el centro un sepulcro blanqueado

pintado con tiza negra

me vigilaba con ojos hundidos

indicándome cual era la puerta.

 

Me instaba a llevar su nobleza

sabiendo que era yo un caído

dejando en la aldaba impresa

la marca de mi destino.

 

nunca borraré el estigma

que es cicatríz de mi alma

el no perdón adquirido

que revuelve mis entrañas.

 

Si hasta el odio se avergüenza

Y no me quiere en su nido

teme que yo le robe

su negro oro fundido.

 

Veo pasar a la gente

y el como adornan sus miserias

creyendo que con brillantes

las pueden hacer mas bellas.

 

Y retozando en los jardines

de hojas disecadas

blandiendo sus sentimientos

como espadas afiladas.

 

Era un atrio de montes dorados

lamidos por lenguas yertas

pobre del alma mía

que ya no encuentra la puerta.

J.J.

 

P1.010

Aún no me entero

 

Esas paredes que me molestan

esos rasguños que hay en mi piel

me saco los ojos veré si estoy ciego

me arranco las uñas me duelen los pies.

 

Un velo negro me cubre la cara

está mojado y puedo beber

aunque no sepa que es lo que tengo

pero parece que sabe a hiel.

 

Doy cuatro vueltas sobre mi cama

estoy tan cansado y duele la espalda

guardo mis ojos bajo la almohada

¡Si todo es oscuro!. ¿Qué quiero ver?.

 

¡Ruido de golpes que martillean!.

siento los clavos bajo mi piel

en el bolsillo tengo las llaves

solo que ya no me puedo mover.

 

Llamo a mi padre llamo a mi madre

le imploro al mundo.¡Es que quiero salir!.

Me falta el aire ya no respiro

si estoy soñando lo quiero saber.

 

Esos murmullos de voces lejanas

que yo escuchaba tras la pared

ya se han marchado y no me acompañan

me quedo solo con mi deber.

 

Cierro los ojos y callo al silencio

se duermen mis penas ya no tengo sed

las cuatro paredes que me aprisionan

tienen un suave aroma a ciprés.

 

No siento temor a ser olvidado

solo es el miedo a no ser recordado

¡Pero!. ¿Qué es lo que digo?.

¡Si todo es lo mismo!.

Ya que el día que muera

no me enteraré.

J.J.

 

P1.011

Atardeceres

En realidad, muy pocos alguna vez han entendido estos versos, quizás por que es claramente difícil entrar en los sentimientos de quién está expresando aquellos.

 

Al atardecer de ese día

estaba mirando el cielo

lo surcaban miles de estrellas

blancas verdes y azuladas.

 

Al atardecer de ese día

pasaste por el camino

falda ancha pelo teñido

ojos negros blusón ceñido

medias azules rojos los labios

recogido el pelo

como bronce amarillo.

 

Pero al atardecer de ese día

no me fijé en tí

es que estaba mirándo el cielo.

 

Mientras el camino cruzabas

atado al cuello un pañuelo llevabas

sortija enraisada

en tu dedo medio

sonrisa amplia de joven esperanza

esa que siempre llevas

cuando vas a mi encuentro.

 

Pero no te vi pasar

es que no me fijé en tí

porque estaba mirándo el cielo.

J.J.

 

P1.012

Mientras morías

 

Hoy he leído poemas

que son puro sentimientos

también he leído otros que...

casi casi son perfectos.

 

Leí uno que rogaba

yo por ti me esoy muriendo

leí otro que anhelaba

yo por ti estoy viviendo.

 

Pero hoy me quedo con el tuyo

ese que escribiste amiga

el que no le importó a nadie

el de las palabras sencillas.

 

El que no tenía rima

ni métrica al final

el que acaba en los tres puntos

porque ya no tienes más.

 

Con ese hoy me quedo

el de las palabras sencillas

porque lo leí y me dije:

"Lo escribió mientras moría".

J.J.

 

P1.013

Te esperaba yo

 

En una esquina del mundo... me encontré contigo

Tu estabas esperando... que pasara el amor

Yo.. buscándo errante... por desconocidos caminos

aparecí en tu vida y... como un susurro te dije...

Yo soy el amor

 

En una esquina del mundo... me encontré contigo

Yo estaba esperando... que pasara el amor

Tú... buscándo errante... por desconocidos caminos

te acercaste a mí... y como un susurro dijiste...

Yo soy el amor

 

En una esquina del mundo... me encontré contigo

Presurosa dijiste... te estaba esperando yo

Y descansó tu alma... y descansé yo

Y en silencio yo te dije... te estaba buscándo yo.

J.J.

 

P1.014

Mi dulce tierra

 

Hoy que han pasado los años y recuerdo yo esos días

tranquilo con mi nostalgia comenzaré el arduo trabajo

de ir sanando mis heridas.

 

Mi cielo azul estrellado

mi blanca montaña hermana, mi copihue enamorado

mi tierra mi dulce tierra.

 

Mi cielo azul estrellado, que en un momento se borró

hoy se va tornando claro, hoy poco a poco sale el sol.

 

Yo soy el odio dijiste, y de rodillas me pusiste

en ese tu paraíso, el de las cuatro paredes

y como eterno suplicio, quisiste horadar mis sienes.

 

Quisiste hacerme volar teniendo mis manos atadas

y rasgaste hasta mi alma, queriéndo sacarme alas.

Mi tierra mi dulce tierra

con su montaña blanca

mi copihue enamorado

mi estrella solitaria.

 

Dijiste: "Cava profundo, de mi no esperes nada"

y yo solo repetía "Pero si no tengo azada"

Si no me tenías temor. ¿Porqué mis manos atadas?

Si mas peligrosa era la sonrisa de mi cara.

¡Oh tierra mi dulce tierra!

¡Oh mi montaña nevada!

 

Cuatro larvas para el Norte enjauladas en el alma

lanzados al desierto donde quema la montaña

¡Oh tierra mi dulce tierra!.¡Oh mi montaña nevada!

Y mi copihue que enamora... a su estrella solitaria.

 

Perdido en el bosque de costras de sal rasgadas

quemando el sol por el día, hirviéndo mis entrañas

la noche que yo esperaba esa noche tan deseada

cubría mi entero cuerpo y me congelaba el alma

¡Oh mi tierra mi dulce tierra!

¡Oh mi montaña nevada!.

 

Hoy que han pasado los años, y recuerdo yo esos días

cuando alzo los ojos al cielo, al cielo azul estrellado

una solitaria estrella le besa... su copihue enamorado.

¡Oh mi tierra... mi dulce tierra!.

J.J.

 

P1.015

Silencio, es mejor

 

Haya silencio en la tierra

ya no de su luz el Sol

cierren sus ojos las estrellas

que la gente no ruegue a Dios.

 

Que un manto negro todo lo cubra

que la Luna sienta temor

porque en el acta de hoy

solo hay un punto a tratar

y es que encerrado en su celda

ayer... se murió el amor.

 

Que todos cojan una espada

quién no la tiene, una piedra

que estén prestos a lanzárla

si ven una mirada tierna

porque en el acta de hoy

solo hay un punto a tratar

y es que encerrado en su celda

ayer... se murió el amor.

 

Nadie escuchó su llanto

nadie lo consoló

pero su último suspiro fue

--Papá... me duele el corazón.

J.J.

 

P1.016

Emulando

 

Quise emular a Neruda, escribiéndo mil versos,

y a mi Gabriela Mistral, con mil versos mas,

y a Calderón de la Barca, mil versos le quise robar,

quería dártelos a ti, y poderte enamorar.

 

Mas no sabía que esto un día, no daría resultado,

que al decirte la verdad de todos mis sentimientos,

huirías como el aire, huirías como el viento,

Y buscáste en los caminos, en la sierra y en los montes,

cruzáste islas y mares, y lo profundo del bosque,

hasta encontrar un lugar donde llorar tu penita,

esa que desde hace mucho, en tu corazón escondes.

 

Quise emular a Neruda, y a mi Gabriela Mistral,

y a Calderón de la Barca, mil versos le quise robar,

Iluso de mí, iluso de todo.

¿Cómo pude imaginar, que robándo sentimientos, te podía enamorar?.

 

No es Neruda quién me inspira, no es Gabriela que acompaña,

Y de la Barca solo es sueño, el cantar de una mañana.

Quise emular... y no sabía.

J.J.

 

P1.017

Mi propio dios

 

Hoy me levanté cansado... como si pesara el doble

hice un esfuerzo y me dije: ¡Debo ir a trabajar!.

Cuando caminando iba, cantando alegre una canción

Sentí un gran peso en el alma... ¡Uff!...¡Que cansado estoy!.

 

Me senté en el portal de la esquina

ya que el peso me agobiaba

¿Qué me estará pasando?.

¿Será acaso mi corazón?.

 

Me puse en pie como pude...¡A ver si llego al autobús!

¡Sí!...¡Llegué!... pero jadeándo

no tenía aire ni razón.

 

Casi sin fuerzas pude, alzar mis ojos al cielo

le rogué a Dios por favor... escuchara mi lamento

De pronto sentí alivio, me sentía mas liviano

así que cogí el autobús, y a trabajar llegué cantando.

 

Cuando volví a casa después del arduo trabajo

me senté en el mullido sillón y allí me quedé pensando.

 

¿Será lo que comí ayer?. ¿O sería la copa demás?

Así que le resté importancia y las noticias me puse a mirar.

 

¡¡Comunicado urgente!!... y escuché

Y dijo el hombre del tiempo... ¡Es de Dios para José!

"Dice Dios que en la mañana al levantarte hoy

no se dió cuenta que ponía su mano en tu corazón".

 

"Dice que estaba cansado y como de ti escuchó

un día gritarle al mundo de que eras tu propio dios

aprovechó ese momento y te puso en el corazón

una motita de polvo que de su mano cayó".

 

"La del que un día dijo

que era su propio dios".

J.J.

 

P1.018

Eres mi rosa

 

Me gusta contarte mis penas

y también mis alegrías

me gusta saber de tu vida

y que tu sepas de la mía.

 

Me gusta saber que existes

en sueños y en esperanzas

me gusta que seas mis tardes

y yo poder ser tus mañanas.

 

Te imagino toda bella

desde el corazón al alma

sin embargo le temo al tiempo

y también a la distancia.

 

Eres Luna que brilla como Sol por las mañanas

eres rayo de luz que atraviesas mis ventanas

eres rosa que llega como aroma de esperanza

eres quien trae lumbre a mi casi apagada llama.

 

Siento el sabor de tus labios

que mis labios ya reclaman

siento el aroma en tu piel

mientras beso tu mirada.

 

Me gusta saber de tu vida

y que tu sepas de la mía

me gusta saber que existes

que en mis sueños... eres toda mía.

J.J.

 

P1.019

Hoy no es bueno para ti

 

Hoy no es bueno para ti, que te enamores de mi,

Eres dulce e inocente, eres la miel del panal,

eres la vida en presente, eres mi trozo de pan.

Hoy no es bueno para ti, que te enamores de mi.

 

Árbol fuerte y bien plantado ya te estará esperando,

el te dará la sombra entre sus fuertes brazos,

el calmará tus penas, el calmará tus llantos.

Hoy no es bueno para ti, que te enamores de mi.

 

Ya mis ramas están secas y rasgadas por el viento,

y mis raíces están... casi siempre al descubierto,

hojas verdes ya se han ido a buscar mejores tiempos.

Hoy no es bueno para ti que te enamores de mi.

 

Yo seguiré hincándo mis raíces en la tierra,

para que el viento no me lleve como simple rama seca,

tu tienes que caminar por verdes y anchas veredas,

repartiendo tu sonrisa, como flor de primavera.

 

Cuando lleguen tus inviernos y vuelvas la vista atrás,

recordarás con nostalgia lo que quisiste soñar,

y cogiendo ramas secas rasgadas por el viento

verás que son las mejores para calentar tu hogar,

ramas del árbol que un día tu amor le quisiste entregar,

ramas del árbol que nunca... nunca te dejó de amar.

 

Hoy no es bueno para ti... que te enamores de mi.

J.J.

 

P1.020

El rezaga´o

 

Y yo que creía que estaba

to´o ya soluciona´o

me casaba por la iglesia

y con los zapatos lustra´os

 

Cuando apareció la novia

to´ita vest´ia de blanco

se me vino el alma al pescuezo

Y me quedé rezaga´o

 

Ahorita con años encima

esos que te dejan pela´o

y plancha´a bien la camisa

pa´esconder ese cuerpo arruga´o

veo a mi vieja linda

en la cocina fregándo

lavándo nuestras miserias

vestí´a... toí´ta de blanco

 

Ella me escucha el lamento

y como resopla mi vida

y calladita me dice

pa´ que yo no vea su tiempo

salga pal´patio mi viejo

pa´que cuide mis sarmientos

 

Y no se preocupe por mi

que ya vendrán buenos tiempos

que uste´como rezaga´o

a mi corazón llegó el primero

 

Ahora ande pal´patio

que están jugándo los nietos

y no quiero que me rompan

las crecí´as del sarmiento

 

Vaya mi viejo... vaya

que ya vendrán buenos tiempos

J.J.

 

P1.021

El Guía

 

Soy orgulloso y altivo

impetuoso y arrogante

niego el cariño a los niños

soy el que lleva el hambre

 

Le niego el agua al sediento

por placer mato animales

soy la envidia que desea

de la soberbia, su arte

 

Soy el dueño de los celos

hermano de la hipocresía

soy la avaricia que tiene

a todo el mundo de rodillas

 

Soy el más grande de los grandes

soy la plena cobardía

¡Sí!. soy el odio que domina

Y de este mundo.... soy su guía

J.J.

 

Este rincón es solo.... para los que desean dormir

Demasiado peso el de la razón, para demasiada razón de peso